Si usted cree que tiene una infección de transmisión sexual (ITS)

El tratamiento temprano de las infecciones de transmisión sexual (ITS) limita los problemas que pueden ocasionar y ayuda a prevenir su propagación. Las infecciones de transmisión sexual también se conocen cono enfermedades de transmisión sexual (ETS). Si contrae una infección de transmisión sexual, obtenga tratamiento de inmediato. Además, pídale a su pareja que se haga pruebas de detección de infecciones de transmisión sexual. Luego evite tener relaciones sexuales hasta que haya terminado el tratamiento y su proveedor de atención médica le indique que puede hacerlo nuevamente.

Cumpla con su plan de tratamiento

El tratamiento depende del tipo de infección de transmisión sexual que tenga. Entre los tratamientos más comunes se encuentran las inyecciones, así como las pastillas o líquidos administrados por vía oral. También es posible aplicar cremas o geles en las lesiones de la piel causadas por ciertas infecciones de transmisión sexual. Siga estas sugerencias:

  • Busque un tratamiento nuevo por cada nueva infección de transmisión sexual.

  • No utilice los medicamentos viejos, aun cuando se trate de la misma infección de transmisión sexual. Utilice los medicamentos según la manera indicada.

  • No comparta medicamentos con otras personas, a menos que se lo indique su médico o clínica.

Habla con tu pareja

Si usted tiene una infección de transmisión sexual, es su deber informárselo a sus parejas recientes para que estas puedan someterse a pruebas y tratamientos. Esta es una forma importante de evitar la propagación de la enfermedad. Es posible que le resulte difícil informarle a su pareja que usted tiene una infección de transmisión sexual; tal vez sienta vergüenza, enojo o temor. Suele ser difícil saber quién contrajo primero la infección de transmisión sexual. Así que trate de no echarle la culpa a la otra persona. Su proveedor de atención médica puede aconsejarle por dónde empezar.

Prevenga problemas en el futuro

Incluso después de recibir tratamiento, puede infectarse nuevamente. Este es un problema frecuente, que puede ocurrir si una pareja le vuelve a transmitir la infección de transmisión sexual. Para evitarlo, su pareja o sus parejas deben realizarse las pruebas necesarias. Es posible que necesite también hacerse un tratamiento. Al concluir su tratamiento, vaya a todas sus visitas de seguimiento. Luego evite cualquier problema futuro practicando relaciones sexuales seguras. Limite su número de parejas y utilice siempre condones de látex.

¿Cómo se diagnostican las infecciones de transmisión sexual?

Su proveedor de atención médica tomará su historia clínica y le examinará. Al tomar su historia clínica, le hará preguntas acerca de sus hábitos sexuales y su historial de salud. Es posible que se le pregunte también si consume drogas. Dé respuestas sinceras. Su proveedor de atención médica le examinará el cuerpo a fin de identificar posibles señales de infecciones de transmisión sexual. Es posible que también le realice una o más de las siguientes pruebas:

  • Se puede realizar un hisopado de los fluidos de las llagas. Es posible que también se tomen muestras de la vagina, el pene, la boca o el recto. Estas muestras se someten luego a pruebas de detección de infecciones de trasmisión sexual.

  • Quizás se tomen muestras de sangre u orina con el fin de detectar la posible presencia de virus o bacterias causantes de infecciones de transmisión sexual.

  • En el caso de la mujer, se estudian las células del cuello del útero para identificar cualquier signo de cáncer o del virus que provoca verrugas genitales (virus del papiloma humano o VPH). Esto se conoce como prueba de Papanicolaou (Pap) y a menudo se realiza junto con la prueba de detección del VPH. Si se detectan cambios celulares, o se encuentra un tipo de VPH de alto riesgo, es posible que se utilice un dispositivo de ampliación con el fin de examinar más de cerca el cuello uterino (colposcopia). En los hombres y las mujeres, se puede realizar una prueba de Papanicolaou en el ano ara detectar cambios cancerosos o precancerosos relacionados con el VPH. Para ello, un proveedor de atención médica obtiene cuidadosamente células del recubrimiento del ano y luego envía la muestra para que sea analizada en un laboratorio. Si hay señales de anomalía, es posible que deba realizarse más pruebas.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.